RAMÓN DO CASAR

Por Oscar Soneira. @oscarsoneira

Son múltiples las historias que acontecen para el nacimiento de una bodega. Ramón do Casar tiene una y  quizá de las más bellas. Tierras de labranza vieron nacer a Ramón González Figuereido en Ourense a orillas del río Miño, unas tierras que tuvo que abandonar en el año 55 por la gran crisis de la época.

Tras ello, el poco dinero que ganó lo invirtió en comprar parte de las tierras donde había crecido. Tierras que a las que más tarde volvería para trabajarlas. De aspecto tosco la finca se presentaba con labradío, pasto, viñedo, castañar y otros arbustos. No frenando a Ramón do Casar de su rento, es en el año 2000 cuando las parcelas renacieron como viña.

Ahora dispone de una viña que busca la mejor expresión de los varietales gallegos como el albariño, el godello y la treixadura. Esta última es su fijación, una uva que la familia la considera «la excelencia de Ribeiro”.

EL VINO

Ramon do Casar Treixadura, presenta un exultante amarillo pajizo repleto de luminosidad y brillo. Lo acompañan unos reflejos verdosos que visten la copa. Es una perfumada macedonia de frutos exóticos, maracuyá y mango, que se acompañan de cáscaras de cítricos. Cuerpo herbáceo, floral,  anisado y con un punto de bollería dotan de volumen sin amansar su carácter frutal. La juerga continua en boca, refrescante y crujiente. Aparece la manzana verde llena de vida y jugo; el melón maduro, carnoso y dulce en bocado; el maracuyá, los mangos y la piña completan el grupo aportando ese punto ácido y graso a la boca. En el corazón anuncia notas de hinojo, anís y paloduz. Se escapan aromas lácteos y de pimienta blanca. Un vino singular para catalogar como fuera de serie.

Ramón do Casar

 

MasInformación

Bodegas Ramón do Casar – Paraxe San Sebastián, s/n. – Prado – Vide 32430 Castrelo de Miño – T. 34 988 036 097

 

 

 

 

 

MasArtículosRelacionados